Formación para el empleo

Ofrecemos servicios relacionados con la cualificación y recualificación de trabajadores, adquisición y reconocimiento de competencias profesionales, y mejora de la empleabilidad de las personas y de la productividad de las empresas.

El elemento clave en esta área de soluciones es el Certificado de Profesionalidad, instrumento que acredita el conjunto de competencias profesionales que ha de poseer una persona para el desarrollo de una actividad laboral identificada en el mercado de trabajo.

El reconocimiento de la formación a través de los Certificados de Profesionalidad será, cada vez más, una demanda social, y en un futuro no muy lejano, una exigencia legal derivada del Marco Europeo de Cualificaciones.

 

Certificados de profesionalidad

Un certificado de profesionalidad es un documento oficial que acredita que la persona que lo posee cuenta con la cualificación necesaria para desarrollar una determinada actividad laboral.

Cada certificado de profesionalidad acredita una cualificación profesional del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales en el ámbito de la administración laboral (emitidos por el Servicio Público de Empleo Estatal o los órganos competentes de las Comunidades Autónomas).

Tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional, con independencia del órgano que los expida.

Nuestra propuesta de servicios en el ámbito de los Certificados de Profesionalidad incluye:

  • Adaptación de planes de formación al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales,
  • Asesoramiento a los empleados para el reconocimiento de sus competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral,
  • Impartición de formación homologada, dirigida a la obtención de Certificados de Profesionalidad.

¿Qué interés tienen los certificados de profesionalidad?

El Marco Europeo de Cualificaciones (EQF, European Qualifications Framework) supone un proceso de convergencia imparable. En un futuro cercano, será fundamental que los trabajadores y trabajadoras puedan acreditar su cualificación, y por tanto, el tiempo que inviertan en formación deberá estar dedicado a formación con reconocimiento oficial, es decir, vinculada a un Certificado de Profesionalidad.

Actualmente, las empresas también pueden conseguir ventajas competitivas al apostar por los certificados e profesionalidad. Por ejemplo, en muchos procesos de contratación con la Administración Pública, la posibilidad de acreditar la cualificación de sus trabajadores y trabajadoras otorga mayor valoración y, por tanto, mayores oportunidades de negocio.

En conclusión, consideramos que es recomendable ir dando pasos de cara a adaptar la formación de los trabajadores de la empresa a este nuevo contexto.

Pero además, vincular la formación de la empresa al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP) supone de por sí una serie de ventajas para la compañía:

  • Mayor profesionalización y aumento de las competencias de su personal,
  • Atracción y retención del talento,
  • Imagen como empleador,
  • Posibilidad de contratar trabajadores en la modalidad de contratos para la formación y el aprendizaje, con grandes ventajas económicas.

Formación dual: contrato de formación

El contrato para la formación y el aprendizaje tiene por objeto la adquisición de la formación teórica y práctica necesaria para el desempeño adecuado de un puesto de trabajo que requiera un nivel de cualificación susceptible de acreditación formal.

Establece una relación laboral en la que se alterna el aprendizaje de las competencias necesarias para desempeñar un oficio con el trabajo práctico y efectivo en la empresa.

Contrato para la formación y el aprendizaje

Características y requisitos

Es una modalidad de contratación laboral incentivada por la Administración y dirigida a la inserción profesional de jóvenes.

 

Beneficios para la empresa

Este contrato supone una excelente fórmula para reclutar talento joven en condiciones económicas muy ventajosas.

 

Nuestra propuesta de valor

Ponemos a disposición de nuestros clientes soluciones llave en mano para sacar el mayor provecho posible a las ventajas de este tipo de contrato.

 

Formación con compromiso de contratación

El Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) y las Comunidades Autónomas podrán subvencionar Planes de Formación con compromiso de contratación, iniciativa recogida en la Ley/30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral, que conjuga la necesidad de la empresa de contar con trabajadores cualificados y adaptados a sus formas de producción con la búsqueda activa de empleo por parte de los trabajadores desempleados.

Permite el coste de la formación necesaria, previa a su contratación, del personal a incorporar a la plantilla.

Este tipo de proyectos permite financiar el coste de la formación necesaria, previa a su contratación, del personal a incorporar a la plantilla, y representan una magnífica oportunidad para aquellas empresas con un crecimiento planificado en su plantilla, así como para casos de apertura de nuevos centros de trabajo que supongan creación de empleo.

El resultado por tanto será contar con una plantilla de profesionales cualificados y listos para desempeñar eficientemente su puesto desde el mismo momento de su incorporación, y todo ello sin coste alguno para la empresa.

Además, se derivan otras ventajas para la compañía:

  • Acceso a una base de talento altamente cualificado y motivado.
  • Proceso de selección con alto nivel de exigencia (sólo quienes culminan con éxito la formación podrán pasar a formar parte de la organización), y sin coste.
  • Profesionalización y aumento de las competencias de la plantilla.
  • Atracción y retención del talento.
  • Posibilidad de contar con instalaciones acreditadas por el Servicio Regional de Empleo para formación homologada (contratos para la formación y el aprendizaje o formación Dual, certificados de profesionalidad, etc.).

 

¿Te interesa alguna de nuestras soluciones?